domingo, 7 de febrero de 2010

PENSAMIENTOS DE LA CRIANZA DE GALLOS FINOS

La Avicultura como concepto general es la rama de la ganadería que trata de la cría, explotación y reproducción de las aves domésticas con fines económicos, científicos o recreativos.
Estos famosos gallos existen desde hace varios siglos, y el mérito de su calidad se debe únicamente a los criadores que intuitivamente han ido haciendo una labor de selección.
Esta actividad se basa en general, en la explotación de gallos de razas o tipos mal definidos, alojados en un corral y con salida a una extensión más o menos reducida de terreno, alimentados con parte de pienso y/o productos y granos de la propia finca, aparte de lo que ellos mismos puedan hallar en el campo, no sometidos a ningún cuidado racional, etc.
En ocasiones se introduce algún elemento racional en este cuadro, como sería el trabajar con aves de tipos bien definidos, el alimentarlos con compuestos ajenos a su alimentación en ambiente sano y abierto, en su entorno natural, esto es que los productos finales son elaborados en base a una alimentación, decretada por el hombre a su necesidad, mas no por la naturaleza, para mi es importante criar al ave en su entorno natural, que cuando llegue a la gallería es mas fácil el adaptarse a los otros alimentos y compuestos químicos, tanto como medicamentos (vitamínicos, antibióticos etc).
Existen algunas explotaciones de carácter más o menos industrial, de la cual no estoy de acuerdo, pero la mayoría de los gallos siguen siendo criados en pequeños lotes y de forma extensiva.
Una cuerda o gallería debe sustentarse en cuatro pilares básicos:
• Trabajar con aves de la máxima calidad genética, esto es dependiendo de las necesidades, del medio en que se dan las riñas de gallos (ya sean gallos pegadores de la cresta a la garganta (en la cabeza del contendor), de la base del pecho (buche) hasta la cresta (cabeza) y por ultimo en todo el cuerpo, hay que recordar que estos animales también deben tenerse en cuanta otros aspectos como es el arme que en otra oportunidad daré mi postura.
• Alimentarlas racionalmente (lugares abiertos o cerrados).
• Tenerlas alojadas confortablemente y sometidas a un buen manejo.
• Velar por su salud a base de un plan adecuado de prevención de enfermedades.
Solamente cuando en el ave concurren estas cuatro circunstancias es capaz de darnos el adecuado rendimiento, y tan importante es uno como otro, por lo que poco puede esperarse del ave cuando alguno o algunos fallan.
Se aprecia claramente que este tipo de explotación actualmente existente no puede considerarse desde el punto de vista empresarial salvo en determinados casos, siendo en la mayoría de ellos un anejo a otras actividades agrícolas principales.
El objetivo de futuro en este tipo de producción pasa por aplicar los cuatro pilares básicos de la empresa avícola descritos anteriormente con el fin de obtener un producto homogéneo y de calidad en el que las características fundamentales que se buscan en el gallo fino o de combate son:
• Finura.
• Corte (que sea pegador).
• Picoteo.
• Tirador (que sea ágil en sus movimientos).
• NOTA: hay que tener en cuenta que a muchos criadores les gusta otro tipo de animal, puesto que solo les gusta que tiren a la cabeza. Eso ya no cabe en este concepto presentado a usted, por este humilde servidor.
Persiguiendo este objetivo de una producción adecuada, el criador de gallos finos debe estudiar toda una serie de materias:
• Anatomía y fisiología, que implica el conocimiento de la máquina animal con la que se ha de trabajar.
• La mejora genética, es decir, el conocimiento primero de las leyes fundamentales de la herencia para luego adentrarnos en los programas de mejora con el fin de trabajar con las aves de combate del potencial genético adecuado para el fin que se persigue.
• La alimentación, comprendiendo desde el estudio de los principios nutritivos necesarios a las aves, hasta el conocimiento de los principales alimentos simples o, por último, la confección de raciones perfectamente equilibradas.
• Las construcciones y el equipo avícola, aquí se tratará de conocer, primero, cuales son los factores de confort bajo los que las futuros combatientes nos darán sus máximos rendimientos puesto que para mi concepto lo mejor es criar a la antigua, a lo natural en libertad del animal para su mejor rendimiento, y si lo hacemos de la manera tecnificada, analizar como los cubrimos bajo un tipo u otro de instalaciones, sin olvidar el estudio del material complementario correspondiente.
• La producción de carne, que tratará de estudiar las bases en las que se asienta la moderna industria del broiler, con el objetivo de aplicar estos conocimientos a nuestro tipo de explotación, recuerdo que este solo atañe a aquellos que crían en lugares cerrados y muy estrechos mas no a los que criamos en lugares abiertos en los campos, a la manera antigua, acá solo se necesita una buena alimentación equilibrada.
• La producción de huevos, en la que se trata de ver cual es la forma más racional de producción de este elemento, cómo se mantiene su calidad, con el fin de obtener unos beneficios complementarios en las explotaciones de cría de gallos de combate, como lo mencione anteriormente, solo para quienes crían en lugares muy reducidos.
• La reproducción y la incubación, basada en el conocimiento de todo lo relacionado con la puesta de huevos. Aquí se trata de ampliar esto con el de los factores que gobiernan la producción de huevo fértil, y, seguidamente de los cuidados a que habrá que someter estos huevos con el fin de que, una vez incubados, obtengamos de ellos la máxima producción de pollitos, si miramos esto debe darse para ambas formas de crianza tanto la cerrada o técnica como la antigua o abierta.
• La higiene y la patología, que surge como corolario de todo lo anterior, y que trata de obtener unos conceptos claros sobre todos aquellos factores que producen enfermedades en las aves, cuáles son éstas, y como se pueden prevenir, dejando para lo último su tratamiento, cuando éste sea posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada